• En coordinación con los Estados vecinos y el Senasica, se prevé la instalación de una red de trampeo como un escudo para Jalisco.

CDAAJ participó en la presentación que el Gobierno de Jalisco realizó con el objetivo de dar a conocer las acciones que pondrá en marcha para blindar al estado y mantenerlo libre de la mosca del Mediterráneo (Ceratitis capitata), un insecto de gran relevancia en el estatus sanitario de diversas especies hortícolas y frutales de suma importancia económica.

Este rol de trabajo fue expuesto por el responsable del despacho de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER Jalisco), Salvador Álvarez García, y el titular de la Agencia de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (ASICA), Edgar Pulido Chávez, en una reunión que se realizó con el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Alimentaria (Senasica) y los Gobiernos de Colima y Michoacán, entre otras instancias.

El objetivo del Plan de Acciones para la Prevención y Contención Contra la Mosca del Mediterráneo diseñado por el Gobierno de Jalisco, es el establecimiento de una red de trampeo en distintos puntos del territorio jalisciense y la vigilancia de las rutas de movilización de frutos hospederos para evitar la dispersión de las poblaciones de la plaga del Estado de Colima al interior del territorio estatal.

Este esquema del Sistema de Trampeo Escudo Jalisco contra la mosca del mediterráneo, plantea el establecimiento de una zona buffer (de amortiguamiento) de cinco kilómetros en el límite estatal con Colima para vigilar y contener la dispersión  de la plaga.

Asimismo, se establece el Sistema de Trampeo Zonas Urbanas con instalación de trampas en puntos con alta conglomeración de movilización de la población a zonas de comercialización o áreas de recreación que representen un punto de ingreso para la plaga.

Álvarez García detalló que también se contempla la instalación de trampas cebadas en zonas de producción como mango, papaya, guayaba a lo largo de la carretera costera 200 de Cihuatlán a Vallarta, para vigilar y contener la plaga.

Finalmente, se instrumenta el Sistema de Vigilancia a través de los Puntos de Verificación e Inspección (PVIs) instalados en el Estado de Jalisco, donde se vigilará y monitorea el transporte de frutos hospederos de la mosca del mediterráneo.

Líneas de acción:

• Reforzar el muestreo sistemático que lleva a cabo personal de Senasica, con trampas cebadas con atrayente en el buffer de contención del límite estatal con  Colima y la zona de producción hortofrutícola de la costa de Jalisco para vigilar las posibles incursiones de las poblaciones de la plaga hacia el Estado de Jalisco.

• Apertura de nuevas rutas de trampeo a través de la designación de recurso Estatal-Federal para vigilar zonas de producción agrícola: Talpa de Allende, Mascota y Ameca; Autlán – Cocula; y Tamazula de Gordiano – Tuxcueca.

• Vigilar la movilización de frutos hospederos a través de los Puntos de Verificación en Inspección en los municipios de Cihuatlán, Tuxpan, San Gabriel, Puerto Vallarta El Sol y Puerto Vallarta Las Palmas.

• Instalación de trampas cebadas (con sustancias atrayentes) en zonas urbanas de comercialización de frutos y posible entrada de la plaga (mercado de abastos y mercados municipales).

En esta sesión de trabajo se contó también con la participación de Luis Fernando Haro Encinas, director del Consejo Nacional Agropecuario; César Iván Silva Hinojosa, presidente del Consejo de Desarrollo Agropecuario y Agroindustrial de Jalisco (CDAAJ); David Humberto del Toro López, titular del Comité Estatal de Sanidad Vegetal del Estado de Jalisco; Aldo Daniel León Canal, director técnico de la ASICA; Manuel Valderrama Herrera, jefe de Gestión de la misma dependencia y Luis Bustamante, presidente de la Asociación Nacional de Exportadores de Berries (Aneberries), entre otros asistentes.

Posts Relacionados

Dejar un comentario

Abrir chat